3 de julio de 2007

Inversión en tecnología ¡SÍ!... en traductores ¿PARA QUÉ?

Esta mañana me levanto con esta noticia, que me asombra porque no sé por dónde cogerla.
En varias ocasiones he vinculado aquí noticias sobre las alternativas que existen para que un paciente extranjero sea atendido correctamente en España, sin necesidad de dominar un perfecto castellano.
Esta alternativa en concreto me deja de piedra (¿o será que me levanté con el pie izquierdo esta mañana?).

Un móvil con traductor facilitará la atención al paciente extranjero

Fuente: Granada Hoy

Cuando un paciente extranjero llega a un centro sanitario, el entendimiento con el personal médico es difícil si el paciente no habla español o ambos no dominan algo de inglés para poder comunicarse. Una compleja situación que en el campo sanitario tiene grandes inconvenientes ya que pueden confundirse síntomas, equivocar diagnóstico o que el paciente entienda que tiene una patología irreal.

Para mejorar la atención médica al paciente extranjero, el Servicio Andaluz de Salud implantará un sistema de teletraducción que con un teléfono móvil permite el entendimiento entre ambas partes con una traducción simultánea.

[Para mí que será una semi-interpretación irreal y, probablemente, el paciente se quede igual...]

En la actualidad, este servicio se basa en el voluntariado. Los hospitales o centros de salud que necesitan la presencia física de un traductor para comunicarse con un paciente tienen que solicitar a través de Salud este servicio en virtud de convenios con ONG como Granada Acoge o Cruz Roja. Incluso la Facultad de Traducción ayuda en casos puntuales.

[¿Alguien más está harto de que "voluntariemos" por el mundo cual hermanitas de la caridad con portátil? ... Me encanta la frase "Incluso la Facultad de Traducción ayuda en casos puntuales". Y digo yo, entonces, ¿para qué estamos? ¿Qué mejor experiencia que una práctica en una situación real?]

Con este nuevo sistema, que se ha probado satisfactoriamente en los hospitales de Poniente y El Toyo, en Almería y el Virgen del Rocío de Sevilla, todo es más fácil.

Se trata de un teléfono móvil al que se conectan dos auriculares y que remite a un centro de telefonía lo que el paciente y el médico se dicen para que un intérprete traduzca la conversación en tiempo real. Esto permite que el proceso de atención sea igual en tiempo y terminología al que se presta a pacientes que hablan el castellano.

[Genial, o sea que esto va de que en vez de tener a alguien in situ, tiene un telefonista en su casa interpretando a destajo. Me parece que estos temas son menos incómodos en persona que a través de una máquina.]

El teléfono permite la traducción simultánea de cinco idiomas (inglés, francés, alemán, árabe y rumano), los más comunes en la comunidad. Pero no son los únicos. El resto de idiomas también se podrán traducir aunque no de forma simultánea sino con un plazo de diez o quince minutos.

[Esto sí que no lo entiendo... ¿Hacen "relé"?]

Para facilitar la comprensión entre el médico y el paciente, el Hospital Santa Ana de Motril ya ha instalado este sistema de teletraducción a través del móvil. Desde principios de año, el personal dispone de este sistema, que puede traducir un total de 30 idiomas aunque los cinco primeros de forma inmediata.

El Virgen de las Nieves también está intentando implantar el teletraductor. Hace unos meses sacó a concurso el servicio pero quedó desierto. Después del verano las empresas que quieran encargarse de su explotación tendrán otra oportunidad.

[Já. Me río por no llorar. A saber el presupuesto que tienen para el trabajo tan delicado que harán (y supongo que 24 horas, ¿no? ¿Admitirán a autónomos?...]

Según informaron desde el hospital, la forma actual de trabajar con los pacientes extranjeros es útil con pacientes en la UCI o en planta ya que da tiempo a localizar al traductor para que acuda al centro. Pero en los servicios de Urgencias es un problema porque no hay tiempo para esperar. Así, el sistema de teletraducción, impulsado por la Dirección General de Innovación Sanitaria, Sistemas y Tecnologías de la Consejería de Salud, será el gran aliado en casos de urgencias y emergencias.

[Y si el traductor tuviera un turno como el resto de profesionales. Ahhh, eso no lo habéis pensado, ¿no?]

Desde el hospital acuden a las ONG que prestan servicio de traducción y en alguna ocasión también a la facultad de traductores, sobre todo para documentos escritos.

[En el caso de Granada en concreto, ya hay una asociación de traductores por la solidaridad en la facultad, quizá no sería necesario recurrir en muchos casos a las ONG]

Las previsiones del centro sanitario es incluir estos teléfonos en Urgencias, los paritorios y algunas consultas. Otra de sus ventajas es la movilidad, por lo que se podrá llevar a más servicios según la demanda.

El Hospital Clínico también se vale del voluntariado para solventar los problemas de comunicación médico-paciente. Incluso en alguna ocasión han requerido la colaboración de un profesor de la Facultad de Traducción para hacer de intérprete de chino, gracias a la colaboración de la dirección del centro.

[¡Qué remedio! Es el único que hay... El probrecillo no podría negarse]

Los hospitales también disponen de hojas en distintos idiomas en las que se realiza un cuestionario médico al paciente.

[Ya me callo, que ya me he indignado suficiente hoy...]

5 comentarios:

Olli Carreira dijo...

Sólo había que leer hasta donde pone "Servicio Andaluz de Salud" para imaginarse el resto del artículo. La política de contratación de Mr. Chaves es... pues eso. Chaviana, da igual que sean traductores que físicos nucleares...

Eugenia Arrés dijo...

Eso, eso. Sr. Chaves, ¿para cuándo concursos, oposiciones o concursos-oposiciones para estos puestos? Pero oposiciones de las de verdad, no las de 1 plaza cada 10 años que ya está dada.
Para una cosa que podemos hacer y no podemos acceder a ella por iniciativa privada ni pública.
Ohhh, me hacía ilusión ser teleoperadora intérprete de la Junta XD

Anónimo dijo...

Me parece que las opiniones que tienes de este servicio es por verdadero desconocimiento del mismo.
Deberias de indagar un poco mas el como se realiza, ya que yo te puedo afirmar que la labor la realizan profesionales de la traduccion e interpretacion como tu, y es una de las formas de poder atender correctamente a todas las personas que no hablan nuestro idioma.
Saludos

Eugenia Arrés dijo...

Pues no hablo con tanto desconocimiento, no...

Por suerte o por desgracia, sé quién realizará esta actividad justamente en el hospital en el que se va a implantar y cómo se realizará puesto que tengo familiares directos que trabajan en ello.

No critico la idea, sino la puesta en marcha del proyecto. Supongo que todos los profesionales que tú mencionas queremos cobrar por nuestro trabajo y no sólo vivir del voluntariado como se ha venido haciendo. En ningún momento critico a quien presta este servicio tan necesario, sino que considero que habría que ir mucho más allá. ¿O tú consideras que el trato impersonalizado a través de una máquina es óptimo?

Seguiré reivindicando la existencia de un puesto de trabajo con un perfil especialmente diseñado para los hospitales (porque se ha demostrado que es necesario) y, por supuesto, presencial. Con mi artículo, lo que pretendía básicamente es solicitar que los fondos se repartan de una manera más lógica para nosotros y para los pacientes: un trato en condiciones, directo y bien remunerado.

Este servicio existe y, sin embargo, yo he tenido que hacer labores de intérprete voluntario para ayudar a personal sanitario en varios hospitales cuando he ido a visitar a familiares. No funcionará tan bien como se proclama...

Gracias por tu aportación ;)

Eugenia Arrés dijo...

He rescatado también del blog de Eva Ruíz esta entrada, para quien le interese el tema:
http://www.filmica.com/eva_ruiz/
archivos/002348.html